¿Sabías que un bajo desempeño laboral puede ser causado por estrés?

El estrés laboral es uno de los principales problemas de salud de los trabajadores.

Un trabajador estresado suele ser enfermizo, poco motivado, menos productivo y en consecuencia tiene menos seguridad laboral.

El estrés se presenta cuando los “obstáculos” de la vida los percibe demasiado difíciles, siendo una respuesta fisiológica, psicológica y de comportamiento de un individuo que intenta adaptarse a la presión.

 

Síntomas

Físicos: Falta de sueño, tensión muscular, gastritis, alergias, migraña, palpitaciones, dificultad respiratoria.

Psicológicos: Ansiedad, aburrimiento, irritabilidad, miedo, dificultad para tomar decisiones, pérdida de memoria.

Conductuales: Agresividad, abuso de alcohol o drogas, trastornos alimenticios, ausentismo laboral, tartamudear, llorar, disminución de la producción.

 

Tipos de estrés

Positivo: Produce estado de alerta para obtener un rendimiento físico y mental más productivo y creativo.

Negativo: Creado por situaciones de mucha demanda que dificulta nuestra labor y no podemos hacerles frente.

 

¿Qué lo provoca?

  • Realizar mucho trabajo en poco tiempo.
  • Realizar actividades sin el conocimiento suficiente.
  • Factores ambientales como la luz, el ruido, la temperatura y aire.
  • Cuando no existen estimulantes que inciten al individuo.

 

¿Cómo prevenirlo?

  • Descripción clara de funciones.
  • Tareas compatibles con las capacidades y los recursos de los individuos.
  • Controlar la carga de trabajo.
  • Tareas compatibles con las capacidades y los recursos de los individuos.
  • Explicar la función que tiene el trabajo de cada individuo en relación con la empresa.